Son días de mucha información los que nos atraviezan y a veces los que desarrollamos la noble tarea del periodismo nos encontramos ante historias que son demasiado atrapantes. Ese es el caso de la primicia que nos ha llegado desde nuestro confiable agenda de fuentes exclusivas, que dicta que un fumón local se quedaría en su casa tirado en el sillón sin hacer nada por el resto del día.

Martín Rivarola, de 25 años, parece haberse combustionado uno de sus simpáticos cigarrillos nomás arrancada la mañana, lo que lo inhabilitó para la actividad por el resto de la jornada. Sería ya el quinto día seguido de inactividad total para el muchacho, y por como viene planteada el resto de su agenda de compromisos, las cosas no parecería que fueran a cambiar en un futuro cercano.

Fuentes cercanas al monoambiente en donde vive Rivarola afirman que entre los planes para hoy se encuentran comer una bolsa de papitas, mirar un par de capítulos de alguna serie que esté de moda y, si hay energía, autosatisfacerse. Seguiremos informando.